14 de febrero de 2018

8 Razones de por qué apostar por una mampara de baño y olvidar la cortina

Hoy nos hemos propuesto explicarte el por qué instalar una mampara de baño resulta mucho más práctico que una cortina de tela. Es cierto que la inversión económica es mucho mayor, pero será una recompensa tanto a corto como a largo plazo.

Actualmente uno de los espacios más demandados por reformas en el hogar, y que más dudas alberga dado que es uno de los sitios más íntimos de la casa, es la ducha o la bañera. Una vez que se haya apostado por el cambio de ducha, toca escoger si colocar una cortina o una mampara. www.e-sinsol.com empresa pionera en la venta de mamparas y líder del sector, nos da 8 motivos por los que decantantarse por una mampara:

1. Calidad. Es importante reconocer cuándo un producto ha superado todas las pruebas y controles que garantizarán su durabilidad, productividad y harán que no empeore con su uso. Todas las mamparas deben cumplir estrictamente con todas las normas españolas y europeas de calidad y seguridad. Personalmente tengo mis preferidas, como Doccia o Hidroglass, aunque hay muchas más.

2. Seguridad. A la hora de elegir una mampara de baño es importante que ésta disponga de una certificación que verifique que su proceso de elaboración y su posterior uso, esté abalado por una empresa reconocida del sector.

3. Durabilidad. Las mamparas de fabricación española por lo general superan más de 30.000 ciclos de apertura y cierre, y se fabrican con componentes nacionales y europeos cumpliendo a su vez con diferentes normativas que garantizan su durabilidad. No compre mamparas en bricocentros de bajo coste, son un peligro.

4. Higiene. Considera la mampara como un buen sustituto de la cortina. A priori el uso de cortina resulta más práctico, pero si lo comparamos con todos los motivos la mampara ocupa un primer lugar. A la larga, la cortina acaba formando humedades y moho en la parte final rompiendo todos los esquemas de higiene y seguridad.

5. Estética. Apostar por una mampara de baño con diseño dota de personalidad al espacio donde se ubicará, además de la sensación de amplitud que genera. Si se decide por un baño clásico y sin rasgos característicos se puede optar por un mateado simple con pocos elementos. Los más atrevidos pueden optar por mateados personalizados, colores de perfiles, o una mampara decorada con impresión digital, llevando el diseño a su máxima expresión cuidando hasta el más mínimo detalle.

6. Resistencia. Una mampara ofrece mucha más resistencia hacia los impactos, los ciclos de humedad y secado, la corrosión, los productos químicos y las manchas que otro elemento de baño como la cortina. Hay que pensar en las zonas húmedas que conviven en un cuarto de baño.

7. Accesibilidad/ Practicidad. Muchas veces el espacio en nuestro cuarto de baño es pequeño o muy limitado, en ese punto quizá gane la cortina frente la mampara. Por este motivo hay que tener en cuenta el tipo de mampara que mejor se adapte. Mamparas correderas sin perfiles inferiores, puertas plegables para espacios más estrechos o mamparas con una apertura de 90 grados para grandes baños. Este aspecto es muy importante a tener en cuenta a la hora de elegir la mampara. Se pueden fabricar mamparas especiales para clientes con movilidad reducida.

8. Hermetismo. Una de las mayores ventajas de las mamparas de ducha en comparación con las cortinas es que las primeras ofrecen un espacio totalmente hermético (o casi) con el exterior. Por lo tanto, éstas evitan las pérdidas de agua al exterior de la ducha y evitamos la creación de humedades en el suelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, tu opinión nos interesa, exprésate.