11 de abril de 2013

7 Consejos para baños de discapacitados

Como acondicionar el baño para personas discapacitadas físicas, de movilidad reducida o ancianos, que no lo tienen tan fácil como nosotros para darse un baño o usar el urinario.

Hay que pensar en el futuro y saber que tarde o temprano nos tocará a nosotros tener el baño adaptado, un  plato de ducha amplio y accesorios útiles ¿Porque no hacerlo ya? Os expongo 7 consejos para adaptar el baño para minusválidos.

El Acceso:
Para personas con sillas de ruedas lo más conveniente es tener una puerta de entrada de sistema corredero, con un hueco de acceso lo suficientemente amplio para facilitar en la medida posible el paso.

El Lavabo:
El lavamanos debe ser suspendido, una base de mármol y lavabo de encastrar es suficiente para permitir no  la aproximación de una silla de ruedas hasta su borde. Debe ir a una altura de 80cm. y se recomienda que el grifo sea del tipo palanca, push & stop o algún otro sistema que no necesite girar la muñeca para su accionar el grifo.

El Inodoro: El WC debe estar a una altura de 50cm desde el nivel del suelo y los asientos y tapas deben estar bien sujetos y estables para evitar al máximo el riesgo de caídas.

Los Accesorios:
Junto a los sanitarios deberán instalarse barras de apoyo antideslizantes. Existen multitud de accesorios de baño de este tipo que se adaptan perfectamente junto al WC, ducha... y todos los accesorios del baño como portarrollos, toalleros o jaboneras deben ir instalados a una altura no superior a 120cm. del suelo.
El Entorno de Ducha:
Sin duda la ducha ha de ser un espacio amplio, con el plato de ducha antideslizante a ras del suelo y con asas de seguridad que permitan al usuario ducharse lo más cómodamente posible. Para las personas mayores que no usen sillas de ruedas es necesario tener una banqueta antideslizante o silla plegable para poder sentarse.

La Mampara:
Lógicamente si hay plato de ducha necesitas una mampara, y claro, ¿que mampara poner?. Existen mamparas especiales para minusvalía que permiten abrir completamente el espacio para acceder con comodidad, y si la persona precisa de ayuda también existen mamparas con puertas superiores abatibles para ayudar al usuario desde fuera.

La Calidad:
Sobra decirlo pero no escatimes en la calidad de los materiales, mucho ojo sobre todo con las asas de seguridad, grifos y plato de ducha. Exige certificados de calidad que te garanticen su resultado. Una persona con movilidad reducida no puede permitirse que se descuelgue un asidero, resbalarse en la ducha o que se le rompa la maneta del grifo.

Ante tal asunto les hemos preguntado a nuestros expertos ortopédicos de www.ortecmo.com sobre que nos aconsejan antes de comprar cualquier producto de este tipo ''...ante todo que se aseguren de comprar artículos con la certificación CE en la que se identifique claramente fabricante o importador, carga máxima del producto o peso soportado y un número de serie. Si compras otra cosa y se rompe y caes al suelo no tendrás a quien reclamar.''

Como veis hay muchos factores a tener en cuenta, gracias por visitar nuestro blog. Nos gustaría que dejaras tu comentario, muchas gracias.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, tu opinión nos interesa, exprésate.